lunes, mayo 15, 2006

mas de cien mentirasTenemos memoria, tenemos amigos,
tenemos los trenes, la risa, los bares,
tenemos la duda y la fe, sumo y sigo,
tenemos moteles, garitos, alteres.

Tenemos urgencias, amores que matan,
tenemos silencio, tabaco, razones,
tenemos Venecia, tenemos Manhattan,
tenemos cenizas de revoluciones.

Tenemos zapatos, orgullo, presente,
tenemos costumbres, pudores, jadeos,
tenemos la boca, tenemos los dientes,
saliva, cinismo, locura, deseo.

Tenemos el sexo y el rock y la droga,
los pies en el barrio, y el grito en el cielo,
tenemos Quintero, Le�n y Quiroga,
y un bisnes pendiente con Pedro Botero.

M�s de cien palabras, m�s de cien motivos
para no cortarse de un tajo las venas,
m�s de cien pupilas donde vernos vivos,
m�s de cien mentiras que valen la pena.

Tenemos un as escondido en la manga,
tenemos nostalgia, piedad, insolencia,
monjas de Fellini, curas de Berlanga,
veneno, resaca, perfume, violencia.

Tenemos un techo con libros y besos,
tenemos el morbo, los celos, la sangre,
tenemos la niebla metida en los huesos,
tenemos el lujo de no tener hambre.

Tenemos talones de Aquiles sin fondos,
ropa de domingo, ninguna bandera,
nubes de verano, guerras de Macondo,
setas en noviembre, fiebre de primavera.

Glorietas, revistas, zaguanes, pistolas,
que importa, lo siento, hastasiempre, te quiero,
hinchas del atleti, g�ngsters de Coppola,
ver�nica y cuarto de Curro Romero.

Tenemos el mal de la melancol�a,
la sed y la rabia, el ruido y las nueces,
tenemos el agua y, dos veces al d�a,
el santo milagro del pan y los peces.

Tenemos lolitas, tenemos donjuanes;
Lennon y McCartney, Gardel y LePera;
tenemos hor�scopos, Biblias, Coranes,
ramblas en la luna, v�rgenes de cera.

Tenemos naufragios so�ados en playas
de islotes son nombre ni ley ni rutina,
tenemos heridas, tenemos medallas,
laureles de gloria, coronas de espinas.

Tenemos caprichos, mu�ecas hinchables,
�ngeles ca�dos, barquitos de vela,
pobre exquisitos, ricos miserables,
ratoncitos P�rez, dolores de muelas.

Tenemos proyectos que se marchitaron,
cr�menes perfectos que no cometimos,
retratos de novias que nos olvidaron,
y un alma en oferta que nunca vendimos.

Tenemos poetas, colgados, canallas,
Quijotes y Sanchos, Babel y Sodoma,
abuelos que siempre ganaban batallas,
caminos que nunca llevaban a Roma.

M�s de cien palabras, m�s de cien motivos
para no cortarse de un tajo las venas,
m�s de cien pupilas donde vernos vivos,
m�s de cien mentiras que valen la pena.



Powered by Castpost

2 comentarios:

Nirva dijo...

hola pasaba por aki y me dije;"me sobran los motivos", pa saludar al koleguita ...
na k keria darte una buena nueva...
me voy ha hacer KATEKISTA, lo he decidido...staba yo komiendome un yogurth de fresa del dia a trocitos de 35cts, y kon mi kerida y pesada madre por telefono...y me pregunto k sabbes k vas ha hacer kuando pase esto ...los niños , las ferias o un trabajo normal komo todo el mundo...le he dicho k me estaba dudando entre puta o catequista...pero creo k katekista mejor..no?

Eso abel keria komunikarte ,hoy es un dia importante he sido abducida por san Isidro y a traves de un yogurth de fresa del dia de 35cts..he decidido q voy a dar el salto al clero...
tu crees q tengo vocacion???

Anónimo dijo...

Qué bonito esto que has escrito. Me ha gustado mucho. Es verdad que tenemos muchas cosas y muchos motivos para vivir, aunque a veces la vida nos parezca una mierda. Espero que cada día tengamos más cosas por las que seguir queriendo estar en este mundo.
Besosss!
Alba (la de Málaga xD - www.fotolog.com/ennid)